Secuestros de ciudadanos japoneses por parte de Corea del Norte

Víctimas de secuestros de otras nacionalidades

La preocupación ha aumentado en Japón y en el extranjero cuando se supo, por los testimonios de los secuestrados que han regresado a Japón, que en Corea del Norte hay personas de Tailandia, Rumania y Líbano y de otros países, además de Japón, que podrían haber sido también víctimas de secuestros.

Secuestros de ciudadanos de la República de Corea

En abril de 2006, a través de los resultados de las pruebas de ADN efectuadas por el Gobierno de Japón, se descubrió que había una gran probabilidad de que Kim Young-Nam, un ciudadano de la República de Corea secuestrado por Corea del Norte, hubiera estado casado con Megumi Yokota, una ciudadana japonesa secuestrada. Este descubrimiento hizo que los miembros de las familias de los secuestrados japoneses y surcoreanos comenzaran a visitarse mutuamente, fortaleciendo las relaciones de cooperación, y trabajaran juntos sobre este tema en ambos países.
  En la República de Corea, a los secuestrados por Corea del Norte se les llama nabbuk-ja (personas secuestradas por Corea del Norte). Más de 80.000 ciudadanos de la República de Corea habrían sido secuestrados por Corea del Norte durante la Guerra de Corea (1950-1953) y otros 3.000 ciudadanos de la República de Corea habrían sido secuestrados desde el armisticio, según una declaración pública realizada por el Gobierno de la República de Corea con fecha de noviembre de 2007. De estos casos, la situación y el paradero en que se encuentran 480 personas secuestradas no han podido confirmarse todavía.
  Esta situación ha hecho que en la República de Corea se movilicen varios grupos compuestos por familiares de las personas secuestradas. Estos grupos están relacionándose y colaborando con las familias de los secuestrados japoneses.

Secuestros de una tailandesa, de una rumana y de personas de otras nacionalidades

En Tailandia, existe información que indica que la Sra. Anocha Panjoy fue secuestrada por Corea del Norte en 1978.
  Por su parte, funcionarios rumanos tienen información de que la Sra. Doina Bumbea fue secuestrada en Roma, Italia, por Corea del Norte en 1978.
  Los miembros de las familias de estas dos personas y de los secuestrados japoneses se han reunido en ambos países y han decidido colaborar entre ellos. Actualmente, trabajan juntos en campañas para la liberación de los secuestrados.

Secuestros en Japón de ciudadanos norcoreanos

Las autoridades policiales japonesas declararon en abril de 2007 que el caso de dos hermanos, un niño y una niña, de nacionalidad norcoreana, desaparecidos en Japón en 1973 (La Srta. Ko Gyong-Mi y el Sr. Ko Gang) fue un secuestro perpetrado por Corea del Norte.
  El Gobierno de Japón sostiene que el secuestro constituye un grave quebrantamiento de los derechos humanos, sin importar la nacionalidad de las víctimas, y una violación de la soberanía nacional de Japón. Por esta razón, el Gobierno exige a Corea del Norte que permita el regreso de estas dos personas a Japón, el lugar donde fueron secuestradas, y proporcione también una explicación completa sobre este caso.